CIMENTACIONES

Cimentacion

Estas son el apoyo de un inmueble, son las que se encargan de dar un soporte y trasmiten todas las cargas generadas en el suelo, en otras palabras, estos son los “pies” que dan un equilibrio al edificio, ante las funciones operacionales de este, es decir, al peso de cada uno de los elementos y a los posibles efectos accidentales los cuales podrían ser; Sismos o Viento.

En los proyectos de cimentaciones lo primordial es saber los tipos de suelos a los cual te enfrentas, lo cual te va a definir qué tipo de cimentación es la cual se utilizará en la obra, ya que esta te dirá los parámetros mecánicos del suelo o la roca. También es importante conocer la geología, la hidrología y la estratigrafía del suelo, esto serviría para minimizar los riesgos durante la construcción y la operación de la cimentación.

Todas estas características se identifican al realizar los estudios preliminares en el campo estos nos dan a conocer si los suelos son firmes o inestables para el tipo de obra que se llevara a cabo y a etapas posteriores determinara el tipo de cimentación a utilizar.

TIPOS DE CIMENTACIONES.

Existen dos tipos de cimentaciones las cuales son: Directas y Profundas
Las cimentaciones directas son todas aquellas que se apoyan en la capas superficial o poco profunda del suelo, estas son utilizadas en construcciones de importancia secundaria y relativamente livianas. En este tipo de cimentación la carga se reparte en un plano horizontal.

Entonces las cimentaciones directas pueden ser conocidas como “Cimentaciones Superficiales” en las cuales el material más empleado es la piedra, siempre y cuando esta sea resistente, maciza y sin poros, sin embargo, el concreto armado es un extraordinario material de construcción, las cuales se pueden clasificar de la siguiente manera:

Cimiento ciclópeo: En terrenos cohesivos donde la zanja pueda hacerse con parámetros verticales y sin desprendimientos de tierra, el cimiento de concreto ciclópeo es sencillo y económico.

Las zapatas las cuales se dividen en.
Zapatas aisladas. Son un tipo de cimentación superficial que sirve de base de elementos estructurales puntuales como son los pilares; de modo que esta zapata amplía la superficie de apoyo hasta lograr que el suelo soporte sin problemas la carga que le transmite.

Zapatas corridas. Se emplean para cimentar muros portantes, o hileras de pilares. Estructuralmente funcionan como viga flotante que recibe cargas lineales o puntuales separadas.

Zapata combinada. Es un elemento que sirve de cimentación para dos o más pilares. En principio las zapatas aisladas sacan provecho de que diferentes pilares tienen diferentes momentos flectores.

Cimentaciones Profundas
Esta se basa en los esfuerzos cortante en el terreno y la cimentación para soportar cada una de las cargas aplicadas, es decir, a la fricción vertical entre la cimentación y el terreno, por lo cual estas deben ser más profundas para poder proveer sobre un área. Algunos métodos utilizados en cimentaciones profundas son:

Pilotes. Son elementos de cimentación esbeltos que se hincan o construyen en una cavidad previamente abierta en el terreno Antiguamente eran de madera, hasta que en los años 1940 comenzó a emplearse el hormigón.

Pantallas. En estas es necesario anclar el muro al terreno, unas de las pantallas pueden ser las pantallas isostáticas, las cuales solo llevan una línea de anclaje o las pantallas hiperestáticas que llevan dos o más líneas de anclajes.

Un pensamiento en “CIMENTACIONES

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *